miércoles, 7 de enero de 2015

Pedir un anillo de bodas

Las alianzas de compromiso son el paso previo al casamiento, son parte de ese momento cuando las dos personas deciden que se van a casar y hacen oficial el anuncio de la boda inminente que, por lo general, se celebra aproximadamente un año después, meses más o meses menos de diferencia. Luego llega toda la etapa de preparación que suele ser bastante tediosa para aquellos que no son muy pacientes o que no les gustan estos procesos de espera, de analizar e investigar opciones, pero se debe vivir de todas maneras y no hay forma alguna de dejarla de lado.



Y avanzando con los meses, nos topamos con la etapa donde hay que terminar de recortar la lista de invitados, elegir el menú que habrá en toda la fiesta, las bebidas que se servirán, pedir un anillo de bodas, hacerle los arreglos correspondientes al vestido de la novia y demás detalles propios de la proximidad que tiene el evento en cuestión. Aquí, lo que recomendamos es especial atención y capacidad de análisis, para evitar gastos innecesarios en una fiesta que de seguro será inolvidable pero que puede atraer deudas innecesarias por lujos evitables que quizás uno no se puede dar y lo hace por el simple hecho de hacer la fiesta más espectacular posible. Hay que dejar de lado esa visión y ser un poco más economistas en el pensamiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario